¿POR QUÉ MI PERRO SE COME SUS CACAS?

¿POR QUÉ MI PERRO SE COME SUS CACAS?

 

 

En numerosas ocasiones nos encontramos propietarios que nos dicen con las manos en la cabeza “¡Buaff! ¡Mi perro se come las cacas!” y lo que es peor “¡Buaff! ¡Mi perro se come las cacas de otros perros!”. Este desagradable fenómeno es conocido como COPROFAGIA.

Normalmente estos comportamientos nos los encontramos en perros jóvenes o cachorros aunque también puede suceder en animales adultos o mayores. Pero ¿Por qué sucede?  El porqué no está demasiado claro, aunque si se sabe que puede tener un origen médico o conductual.

Es importante mencionar que existe un tipo de coprofagia natural que es la desarrollada por las madres hacia sus cachorros cuando los lava y los estimula para que hagan sus necesidades, manteniendo limpio el entorno y evitando olores que puedan atraer a otras especies (depredadores).

Fuera de ese tipo de comportamiento de las madres hacia sus pequeños bebes podemos encontrar otros tipos de ingesta de “cacas” que tienen diversas causas.

  • Causas conductuales (de comportamiento) como por ejemplo una falta de higiene de la zona donde conviven, que les lleva a limpiar “su casa” ingiriendo las heces. Otra posible causa es una respuesta al castigo, eliminando las “pruebas incriminatorias del delito”. En ocasiones, imitan el comportamiento del propietario que retira las heces de su mascota y a veces son conductas compulsivas haciéndolo incluso para llamar la atención del propietario.
  • Causas médicas (por enfermedad), aunque estas suelen ir acompañadas de más síntomas. Muchos de los propietarios que refieren que su mascota se come las heces suelen estar perfectamente sanos, pero nunca está de más descartar ciertas patologías como problemas pancreáticos, intestinales, deficiencias nutricionales, anemias, parásitos, diabetes, problemas de tiroides e incluso la causa más tonta como es el HAMBRE. A veces el tratamiento con ciertos fármacos puede aumentar el apetito lo que conlleva que a veces se coman sus heces.

El tratamiento de la coprofagia variará según la causa sea conductual o médica. Se deberá tratar cualquier enfermedad subyacente y suspender medicamentos (siempre que se aconseje por un veterinario) que ocasionen un aumento en el consumo de alimentos. Tendremos que corregir cualquier deficiencia dietética o vitamínica. Si  comprobamos que todas las posibles causas patológicas se pueden descartar, pasaremos a aplicar las correcciones oportunas de cambio de comportamiento para evitar la ingesta desagradable de “cacas”. En definitiva, si tu mascota es adicta a comer caca, no te preocupes, normalmente tiene solución. ¡BUAFF!

Sin comentarios

Publicar un comentario