PARÁSITOS INTERNOS ¿CADA CUÁNTO Y CÓMO DEBO DESPARASITAR A MI MASCOTA?

PARÁSITOS INTERNOS ¿CADA CUÁNTO Y CÓMO DEBO DESPARASITAR A MI MASCOTA?

 

 

Recordamos un día en el que una clienta nos trae su perrito a vacunar. Nosotros, como protocolo siempre o prácticamente siempre desparasitamos cada vez que vacunamos, por lo que le dimos una pastilla antiparasitaria de acuerdo con el peso corporal del perrito. Casi morimos de un infarto cuando la dueña nos dice: ¡No! ¿Qué hacéis? Ya le di la pastilla antiparasitaria el mes pasado, vayamos a que se intoxique, le toca dentro de dos meses.

Este mini relato nos sirve para aprender dos cosas:

  • Una es que las pastillas antiparasitarias internas no son preventivas sino curativas. ¿Y esto qué significa? Sencillamente que la pastilla una vez ingerida hace el efecto de matar a los parásitos en ese momento y listo, mañana ese intestino está bien limpito para recibir a más “amiguitos parásitos”, por lo que podrías dar de nuevo otra dosis al día siguiente.
  • La otra cosa que aprendemos es que lo de desparasitar cada 3 meses como usualmente se cree es como dijo Einstein, relativo. Obviamente es mejor desparasitar cada 3 meses que no desparasitar nunca, pero si nos ponemos puntillosos, hay estudios que demuestran que los ciclos parasitarios de los parásitos más comunes en perros van desde los 40 a los 60 días, por lo que si esperamos a los 3 meses podrías encontrarte un ciclo más que cerrado con los adultos haciendo de las suyas.

 

Por lo que nosotros recomendamos desparasitar cada 2 meses, no cuesta trabajo y las pastillas son baratas. ¡Es que mi perro o mi gato no salen nunca de casa! Hay estudios en los que ponen a un grupo de gatos indoor ( que no salen de casa) a los que desparasitan y otro grupo indoor no desparasitado. Este estudio evidencia que la mitad o más de los gatos indoor no desparasitados tenían parásitos intestinales, esto es debido a que hay unas sustancias llamadas fómites que sirven como vehículo para transmitir parásitos, bacterias, virus, etc… y que normalmente introducimos con nuestro calzado. Por lo que, eso de que no vacuno o desparasito a mi perro o gato porque no sale a la calle para nosotros es un error. Por lo que desde aquí os animamos sencillamente a hacer las cosas bien, desparasitad y vacunad a vuestros gatos o perros aunque no salgan de casa (aunque al final algo salen, sobre todo estos últimos, y lo sabéis).

 

Con respecto a cómo hacerlo, hay varios productos para desparasitar. En el caso de los cachorretes usamos jarabes o comprimidos según el peso y edad del animal. En los perros o gatos adultos tenemos varias opciones, o pastillas (compuestas por praziquantel, pirantel y febantel), otras más básicas con solo praziquantel o pirantel y otras con productos como la milbemicina (mucho más caros pero con muy buen efecto) o mezcla de praziquantel y emodepsida (también mucho más caro pero de acción completísima).  Existen las pipetas externas, que aunque se apliquen en la piel elimina los parásitos internos además de los externos y son frecuentemente usadas por propietarios que tienen problemas a la hora de suministrar medicación oral a sus gatos (que son todos). Después de todo este rollo farmacológico, deciros que una vez al año tenéis que pasaros para daros y sellaos la desparasitación, una mera burocracia sin sentido, para que en teoría conste en el Registro Andaluz de identificación que vuestro animal ha sido desparasitado contra el parásito que produce el quiste hidatídico y digo “en teoría” porque como hemos dicho antes, una vez desparasitado, mañana puede volver a infectarse con parásitos, por lo que el que aparezca en el registro no lo exime de padecer una infestación. Sí tendría sentido si hubiera antiparasitarios que durasen un año y que por desgracia ahora no hay.

En definitiva, desparasita y vacuna y así tu mascota vivirá más tiempo, y tú y tu familia estaréis más seguros.

 

 

 

Sin comentarios

Publicar un comentario