Las garrapatas del perro y las enfermedades que transmiten

Las garrapatas del perro y las enfermedades que transmiten

[fsn_row][fsn_column width=”4″ style=”display: block;”][fsn_row_inner row_width=”container” row_style=”light” background_repeat=”repeat” background_position=”left top” background_attachment=”scroll” background_size=”auto”][fsn_column_inner width=”12″][fsn_text]

garrapata-01

[/fsn_text][/fsn_column_inner][/fsn_row_inner][/fsn_column][fsn_column column_style=”light” width=”8″][fsn_text]

Las garrapatas son un grupo de parásitos altamente especializados en sus hábitos, que son capaces de producir y de transmitir graves enfermedades a los animales de compañía y al hombre.

 

Son parásitos obligados, es decir, deben encontrar un hospedador como sustento e ingerir su sangre, con lo cual mientras no están en un hospedador, dependen mucho de las condiciones ambientales para sobrevivir. Su mortalidad es alta con altas temperaturas y baja humedad. Los roedores o las aves son los hospedadores silvestres escogidos para su parasitismo, si bien hay especies de garrapatas que utilizan exclusivamente animales domésticos.

 

Se reproducen por huevos. Tras ingerir sangre, la hembra es fecundada y se desprende del hospedador. Una vez en el suelo busca un entorno adecuado para poner los huevos, de los cuales saldrán las larvas y mudarán a ninfas. Después las garrapatas trepan a la hierba circundante, donde esperan un encuentro pasivo (por arrastre) con el nuevo hospedador. En las zonas de clima templado, el ciclo suele durar un año natural (desde que la hembra pone huevos hasta que su descendencia se encuentra en el mismo proceso).

 

Hay muchas especies de garrapatas y algunas prefieren características climáticas precisas, apareciendo sólo en determinados momentos del año, según la región. En la zona norte y las islas canarias, el problema de garrapatas es continuo. De las dos especies de interés en el perro: Rhipicephalus sanguineus y Dermacentor reticulatus, R.sanguineus está activa sobre todo en primavera y verano y presente en su mayoría en zonas calientes y secas. D.reticulatus tiene actividad sobre todo en otoño y están muy ligadas a zonas húmedas y frescas. Por este motivo hay zonas de España que tienen garrapatas durante todo el año, en diferentes especies.

 

hemorragica-Crimea-Congo-provocar-graves-contagioso_949715900_112343585_667x375

 

En infestaciones por R.sanguineus los perros desarrollan reacciones cutáneas a las picaduras, con enrojecimiento y nódulo abultado, y ambos se resuelven espontáneamente después de cuatro o cinco días del desprendimiento de la garrapata. Son vectores de enfermedades como Babesiosis, Ehrlichiosis, Hepatozoonosis y Rickettsiosis caninas. D.reticulatus es también vector transmisor de Babesiosis.

Otra especie de interés es Ixodes ricinus, por ser el mayor vector de la enfermedad de Lyme o Borreliosis.

 

Es conocido que las garrapatas pueden ser vectores de virus (como encefalitis y fiebre hemorrágica) y nematodos.

 

Es muy importante evitar que las garrapatas piquen al perro cuando los paseamos por zonas contaminadas. Hay muchos productos en el mercado, protectores, como son los collares antiparasitarios, soluciones spot on o pipetas, polvos,  ulverizadores, comprimidos…y tenemos que elegir el que mejor se adapte a nuestra mascota y la zona donde vive. Sigue el consejo de tu veterinario.

 

Tenemos que considerar los factores relativos a la protección ambiental, para disminuir los parásitos que hay en el entorno del animal.

 

Por último, en las zonas donde hay muchas garrapatas, es recomendable hacer un control sanguíneo anual, que nos puede permitir detectar a tiempo si nuestro perro tiene alguna de las enfermedades transmitidas por garrapatas, para intentar un tratamiento apropiado en cada caso.

 

[/fsn_text][fsn_row_inner][/fsn_row_inner][/fsn_column][/fsn_row][fsn_row][/fsn_row]

Sin comentarios

Disculpa, el formulario para comentarios está cerrado en este momento.