LA ADOPCIÓN RESPONSABLE

LA ADOPCIÓN RESPONSABLE

[fsn_row][fsn_column width=”11″ offset=”1″][fsn_text]

La adopción de un animal de compañía conlleva una gran responsabilidad, que comienza el primer día de su adopción y llega hasta el final de sus días.

 

Debemos tener la capacidad suficiente para proporcionar las necesidades básicas como son agua, alimento, resguardo y los cuidados necesarios para su salud,  así como sus necesidades emocionales y de bienestar (tan importantes como las básicas).

 

 

Siempre es obligatorio:

 

-Identificar  con microchip, poner las vacunas antirrábicas y polivalentes (no obligatorias pero imprescindibles para proteger de virus muy peligrosos), desparasitaciones internas y externas, y que todo sea registrado en el pasaporte europeo.

 

-Comprometerse a la esterilización del animal adoptado.

 

-Informar de los acontecimientos importantes a la asociación que gestionó la adopción, así como permitir que hagan un seguimiento para asegurar que el animal está en buenas manos.

 

 

“Los animales no son juguetes.”

[/fsn_text][/fsn_column][/fsn_row]

Sin comentarios

Disculpa, el formulario para comentarios está cerrado en este momento.